Secretos....Quieres Contar Un Secreto ? Tu Secreto es nuestro secreto

Secretos - Contar un Secreto, Tu Secreto es nuestro Secreto

Te Voy a Contar Un Secreto...
...y él ni siquiera se imagina que preño a su propia hija! Tengo 43 años y mi esposo no sabe que estoy embarazada, él esta operado desde hace tiempo y no se como decirle que voy a tener otro hijo. Por favor no me juzguen mal, no tengo a nadie a quien contárselo y necesito desahogarme...! Todo empezó hace como un año. Mi cuñado (el esposo de mi hermana) me pidió las nalgas, obviamente lo mande a la ch... y lo amenacé con decírselo a mi esposo, pero me dijo que si le decía algo, él lo negaría y diría que fui yo quien se le ofreció. Como mi esposo y yo hemos tenido problemas desde hace tiempo, pensé que le creería mas a mi cuñado que a mí, así que preferí dejar las cosas como estaban. Un día domingo, mi cuñado emborracho a mi esposo y cuando este se quedo dormido, me agarro a la fuerza y me cogió sin que yo pudiera hacer nada para evitarlo. Después me amenazo y me dijo que si le decía algo a mi esposo, mi hija pagaría las consecuencias. Mi cuñado siempre ha sido un desgraciado y lo creo capaz de todo, así que por temor, no le dije nada a mi marido, pensaba que al haber conseguido lo que quería él se quedaría tranquilo y todo terminaría ahí. Pero después de un tiempo, el infeliz me volvió a buscar, me enseño unas fotos que me había tomado cuando me cogió y me amenazo con mostrárselas a mi familia si no aceptaba seguir cogiendo con el. Como comprenderán, acepte seguir acostándome con el siempre que me lo pedía. Pero hace unos meses, mi padre nos encontró en el campo cuando me estaba cogiendo. Me tenía empinada con medio cuerpo dentro de su coche y no nos dimos cuenta hasta que él estaba detrás de nosotros. Al oír la voz de mi padre, solo pensé en echarme la ropa en la cara tratando de que no me reconociera, pero mi cuñado, en un intento de disculparse, se justifico diciéndole que con un “culito como este" era imposible serle fiel a mi hermana. Se refería a mi trasero por supuesto y mi padre, sin saber que era el culo de su hija, se quedo contemplando el maravilloso espectáculo que se le ofrecía. -¡Si que esta buena! Le dijo a mi cuñado, dándole la razón y sin dejar de mirarme las nalgas se acercó a mi hasta quedar justo detrás. ¡Yo me moría de la vergüenza rogando para que no me reconociera! y fue entonces cuando sucedió lo peor... Bajándose el cierre del pantalón, mi padre puso su miembro en la entrada de mi vagina y repaso la punta de su ****** por todo lo largo de mi raja. -¡N-No!- Me aterre. ¡¡Mi padre me iba a coger!!! ¡Eso era aberrante! -¡Por... favor!- Suplique. Tratando de escapar al interior del coche, pero él ni siquiera me escucho, me agarro las nalgas y me jalo hacia él dejándome recargada en el asiento y con los pies apoyados en el suelo fuera del coche. -¡Nooooo...!- Chille, tratando de detenerlo. -¡P-Por favor...! ¡ Nooo...!- Pero mi padre, sin un ápice de remordimiento, se había vuelto loco por probar ese trasero que ahora se le ofrecía y que tenia al alcance de su mano. Soltó su cinturón y se bajo el pantalón hasta los tobillos y volvió a colocar la punta de su miembro en la entrada de mi vulva y sin mas ni mas ¡me la dejo ir hasta el fondo! -¡Mmmmgh...! Gemí, adolorida. A pesar de estar un tanto lubricada por la cogida que me estaba estado dando mi cuñado, la forma en que mi padre me enterraba su ****** era demasiado ruda. -¡Mmmmmmmgh...!- Solloze, humillada. ¡Mi papa me estaba cogiendo! Me estaba metiendo su ****** adentro de mi vagina y me la bombeaba con una fuerza inusitada. -¡Le gusta!- Le grito a mi cuñado. -¡Le gusta a la muy puta!- ¡Se esta moviendo para recibirla toda...! ¡¡Era cierto!! Contra mi voluntad y sin poder hacer nada ¡comenzaba a calentarme! Mi cuerpo podía más que mi mente y aunque sabía que no estaba bien, abrí las piernas un poco mas para sentirlo más adentro. A partir de ahí, ya no escuche nada, solo sentía los embates de mi padre cada vez mas fuertes y mas duros, su ****** me llegaba hasta adentro, tocándome el fondo de la vagina y provocándome algo así como choques eléctricos, sus testículos chocaban con mis nalgas haciendo el clásico chacoteo y en el interior de mi vagina, empezaba a despertar este sucio deseo... ¡No lo podía creer! ¡Le estaba ayudando a cogerme! ¡Subía y bajaba las nalgas suavemente para ayudarlo a metérmela más! La ****** de mi padre era la más grande y gruesa que había probado y sabia que difícilmente encontrara otra igual. Pero lo que mas me calentaba era el saber que era mi padre el que me cogía y que él ni siquiera lo sabia...! Después de un rato de estármela ensartando, el cuerpo de mi padre se tenso y dejándomela ir hasta el fondo, empezó a venirse dentro de mi. -¡Aaaaaah...!- Suspire, totalmente excitada. Sentía dentro de mi, los calientes chorros de su leche y justamente en ese momento, yo también explote...! Después de eyacular adentro de mi, mi padre me saco su ****** y me la paso por el trasero, limpiando los residuos de su ****** con mis nalgas, se abrocho su pantalón y se retiro de ahí, dejándome con las piernas temblorosas por la deliciosa cogida que me dio. Le dio las gracias a mi cuñado por "prestarle su nalguita" y le dijo que dentro de un mes se la volviera a llevar para "darle otra cogida a esta putita..." A partir de ese día, empecé a sentir extrañas sensaciones en mi cuerpo. Me dolían los senos y se me cansaban las piernas y la espalda. Me daban ganas de comer cualquier cosa y de pronto, sin saber porque, sentía ganas de vomitar. He de contarles que después de la cogida que mi padre me dio, mi cuñado ya no quiso cogerme. ¡Le hacia sentir celos saber que mi padre consiguió hacerme sentir mujer en una sola cogida y él no pudo lograrlo en no se cuantas! Hace una semana, mi cuñado me conto que mi padre quiere cogerme otra vez, le pidió que me lleve a algún hotel y que me prepare para cuando él llegue, yo este lista para recibirlo. Me dijo que mi padre lo amenazo y que si no me le dejo coger nos va a armar un escandalo que hasta yo voy a salir embarrada. Por supuesto, yo no le he dicho a nadie que estoy embarazada, pero pienso decírselo a mi padre cuando acabe de cogerme, no quiero seguirle dando el culo hasta que nazca nuestro hijo, tiene una ****** tan grandota y me la deja ir tan duro, que, no quiero que vaya a lastimarlo. También pienso decirle que yo soy la mujer que se ha andado cogiendo, me quitare la mascara para que vea que se acaba de coger a su hija y le mostrare el análisis del embarazo para que compruebe que él me empanzono…! ¿Que piensan ustedes? ¿Creen que es natural que me caliente ser la puta de mi padre…? ¿Creen que es natural que me guste tanto que me ande cogiendo…? Por favor, si tienen algún comentario al respecto, haganmela llegar.
Shhhh...No Se Lo Cuentes a Nadie...

Dale Un Voto a esta Secreto : 36 8

Contado en Secretos de Relaciones - 707 días

Etiquetas: secretos,contar,un,secreto 

Answer now
informar de abusos

Cuenta Tu Secreto!!

Solicitar ahora

Categorías

Un secreto es aquella cuestión oculta, escondida y separada del conocimiento de la mayoría, es decir, un secreto es ignorado por buena parte de la gente, exceptuando a aquellas personas que han decidido compartirlo.

 



© 2010 Haga preguntas. obtener respuestas. Todos los derechos reservados.